Aprende con SHEVA


Cómo purificar el agua para beber y cocinar

Es mejor proteger y usar una fuente de agua segura, que purificar agua de una fuente contaminada, como un río o una charca. Pero el agua debe purificarse si se ha contaminado, si la gente no quiere beberla a causa de su color o sabor, o si se transporta y almacena en el hogar. El agua de tuberías, tanques y pozos también debe purificarse antes de su consumo si existe la posibilidad de que haya sido contaminada.

Los métodos que elija para purificar el agua dependerán de cuánta agua necesite, del tipo de contaminante, de cómo la almacenará y de los recursos disponibles. Independientemente de cómo se purifique, lo mejor es filtrar el agua o dejar que se asiente y vaciarla en otro recipiente antes de desinfectarla.

Los métodos que aquí se muestran, no hacen que el agua sea potable si contiene químicos tóxicos. El agua contaminada con químicos tóxicos, nunca es segura para beber, bañarse o lavar ropa. Puede provocar cáncer, sarpullido, abortos espontáneos u otros problemas de salud.

Para eliminar los microbios del agua, siga estos pasos:

  1. Deje que el agua se asiente por algunas horas y vacíela en un recipiente limpio o fíltrela.
  2. Desinfecte el agua: Desinfectar el agua mata los microbios. Si se hace correctamente, la desinfección permite que el agua sea totalmente potable. Los métodos más efectivos son hervir el agua, la desinfección solar o el uso de cloro.
    • Hervir el agua: Hervir el agua por 1 minuto mata todos los microbios. Ponga el agua a hervir a fuego fuerte. Una vez que empiece a hervir, deje que hierva por 1 minuto completo antes de retirar la olla para enfriarla. En zonas montañosas, el agua debe hervir por 3 minutos para eliminar los microbios, porque el agua hierve a una temperatura más baja en lo alto de las montañas. Al hervir, el agua cambia de sabor y tarda mucho en enfriarse, así es que no se puede beber de inmediato. Una vez que el agua hervida se haya enfriado, viértala en una botella y agítela vigorosamente. Esto agrega aire al agua y mejora su sabor.
    • Clorar el agua: El cloro es barato y fácil de usar para matar la mayoría de los microbios del agua para beber. El problema del cloro es que si se usa muy poco, no mata los microbios ni hace el agua potable. Si se usa demasiado, el agua tendrá mal sabor y la gente no deseará beberla. El cloro más conocido es hipoclorito de sodio, ya que es el cloro que se usa para blanquear ropa. Este cloro puede utilizarse para la prevención del cólera. Se encuentra principalmente, en los blanqueadores líquidos de tipo comercial de las siguientes marcas: Magia Blanca, Limpiol, Ajax Cloro, Solex, etc. Viene en diferentes presentaciones, bolsas pequeñas y botellas. La cantidad que debe utilizar es la siguiente:
      • Para un (1) litro, es decir cuatro (4) vasos de agua, aplicar 1 gota de cloro líquido.
      • Para un (1) galón aplicar 3 o 4 gotas de cloro líquido.
      • Para cinco (5) galones de agua aplicar 20 gotas de cloro líquido.
      Después de agregar el cloro, debe esperarse 20 minutos antes de consumirla. El agua clorada sirve únicamente durante 1 ó 2 días. El agua que ha sido desinfectada a nivel domiciliar, deberá guardarse en recipientes limpios, con tapadera, extraerse con un cucharón limpio y de mango largo para evitar el contacto con las manos u otros objetos que la puedan contaminar.
    • Desinfección solar o Sodis: La desinfección solar, es una manera muy efectiva para purificar el agua con la luz del sol y una botella. Filtrar y asentar el agua primero la harán más clara, por lo que se desinfectará más rápido.
      • Limpie una botella transparente de plástico o vidrio.
      • Llene ¾ partes de la botella con agua y agítela durante 20 segundos. Esto agregará burbujas de aire al agua.
      • Luego, termine de llenar la botella. Las burbujas de aire ayudarán a desinfectar el agua más rápido.
      • Ponga la botella en un lugar abierto, donde no haya sombra y donde no la puedan alcanzar las personas o los animales, por ejemplo, el techo de la casa.
      • Deje la botella al sol, por lo menos 6 horas en un día soleado o 2 días si está nublado.
      • Puede beber directamente de la botella, para evitar una posible contaminación por contacto con las manos u otros recipientes. Si trasiega el agua a otro recipiente, debe estar bien lavado con agua hervida.



Términos de uso | Fuentes | Política de Privacidad