Aprende con SHEVA


Elida Maydeli Morataya - Santa Rosa - Monitora del programa Mejores Familias

Soy una de las monitoras que el programa Mejores Familias formó en la aldea 5 Palos, Guazacapan, Santa Rosa y me siento muy orgullosa y satisfecha de pertenecer a tan importante programa. Antes que el programa llegara a mi vida todo era diferente porque yo era una mujer sin metas, sin sueños, y si soñaba se quedaba solo en eso, pero el programa vino a cambiar todo mi punto de vista. Me enseñó en cada capacitación una cosa nueva. Era tan emocionante para mi cuando se acercaba la fecha en que nos reuníamos en mi comunidad para enseñarles a cada participante lo que ya antes a mí me habían enseñado. Es una experiencia inolvidable porque aún en la mente de cada una de las mujeres que yo represente vive el programa, y siempre que hay una oportunidad puedo ayudar a una compañera con un consejo. El tiempo que yo compartí con las otras monitoras es inolvidable para mí. Fue tan especial conocer y compartir con tantas mujeres que al igual que yo tenían el anhelo de aprender y cambiar la vida de cada familia. El compartir con los técnicos fue maravilloso aprender de ellos.

Cuando llegaba el momento de salir de mi casa no me importaba el madrugar, el levantarme a las dos de la mañana para dejar todo listo en mi casa, alistarme y buscar quien me sacara de mi comunidad a donde pasaba la camioneta que me llevaba al lugar en el que me esperaban con tanto cariño cada miembro del programa, donde volvía a encontrarme con mis compañeras que meses atrás no había visto, que bonito. Deberas que fue algo que jamás olvidaré, lo más hermoso que viví, el regalo más bonito que Dios me regaló. Un rayo de esperanza, un toque de felicidad, una luz en la oscuridad, es el programa Mejores Familias así es como yo lo describo. Soy una mujer que hoy por hoy puedo decirle a una madre “su niño está enfermo, tenemos que hacer algo y librarlo que caiga en la desnutrición”. ¿Qué podemos hacer? “pues prevenirlo” respondo, y eso me llena de gran satisfacción. Y así son muchas las experiencias que pasé y sigo pasando.



Términos de uso | Fuentes | Política de Privacidad